Logo Loading

Blog

La Navidad es la festividad tradicional por excelencia. Año tras año, las familias vuelven a reunirse y a repetir los rituales que nos llevan a todos de vuelta a nuestra infancia: decorar el árbol, escribir la carta a los Reyes junto a los pequeños de la casa, salir a dar un paseo para admirar las luces de la ciudad…y, por supuesto, los dulces navideños.

En los últimos años, la variedad de productos dulces para acompañar las sobremesas navideñas ha crecido muchísimo, pero hay dos variedades que nunca faltan y siguen siendo las estrellas de esas bandejas que con tanto mimo disponemos par agasajar a nuestros invitados: los turrones y los mazapanes.

El turrón no puede faltar en ninguna de sus tres variedades, ¿o acaso conoces alguna familia que se ponga de acuerdo en cuanto a cuál es su favorito? No es de extrañar, porque son muy diferentes entre sí, y todos ellas igualmente deliciosos. Te contamos en qué se diferencian:

  • Turrón duro. Almendra y caramelo combinados en una barra que te lleva directo al cielo.
  • Turrón blando. Igual que el anterior, pero con todos los ingredientes bien triturados en una cremosa mezcla, perfecto para ofrecer a los más pequeños y para aquellos que tienen una dentadura más delicada.
  • Alfajor. No es un turrón propiamente dicho, pero este dulce de origen árabe lleva siglos asentado en la tradición navideña, y no nos extraña: esas dos obleas rellenas de almendras, miel y cítricos son la opción favorita para los amantes de sabores más exóticos.

¿Y qué podemos decir del mazapán? Un bocado dulce y suave que se puede combinar de maneras muy diferentes:

  • Suprema. El preferido de aquellos que piensan que la almendra y el azúcar ya forman un matrimonio perfecto.
  • Con piñones. Aportan un toque especial, tanto en sabor como en textura.
  • Con chocolate. Los más golosos están de enhorabuena, ya que esta variedad se puede disfrutar combinando el chocolate con piñones o con yema tostada.
  • Pasteles de Gloria. La combinación del mazapán y el relleno de batata harán las delicias de los paladares más exigentes.

Ahora ya conoces todas las opciones que tienes para crear una tradicional bandeja de turrones y mazapanes. ¿Cuál es la variedad que antes se acaba en tu casa?